9 consideraciones importantes sobre la Obesidad

Hombre obeso

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La obesidad es una enfermedad crónica compleja que año a año afecta a una mayor cantidad de población. Puede producirse en la infancia, la adolescencia o la edad adulta y su aparición influyen factores de diversos tipos. En estas circunstancias, es prioritario establecer un sistema eficaz para tratarla.

El mayor reto para el tratamiento de la obesidad es que esta enfermedad a menudo se malinterpreta y se representa de forma errónea; la obesidad se presenta a menudo como una cuestión de fracaso personal, en lugar de la consecuencia de complejas interacciones individuales y ambientales que es. Por ello, es importante hacer pedagogía y explicar, de forma concisa y clara, algunos conceptos clave que nos ayuden a entender la complejidad de la obesidad.

¿Qué es la obesidad?

La obesidad es una enfermedad que afecta a cientos de millones de personas en todo el mundo. La obesidad se produce cuando existe una acumulación excesiva de grasa corporal que perjudica la salud. Se considera un factor de riesgo de enfermedades como la diabetes de tipo 2, las enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

4 puntos de vista de un cuerpo con obesidad

Es una enfermedad que puede ser tratada para mejorar la salud con la ayuda de la atención médica. La atención médica especializada puede ayudar al paciente obeso tanto en la pérdida de peso, como en el posterior mantenimiento del peso o el control de los síntomas.

¿Cómo se diagnostica la obesidad?

calculardora imc

Un cálculo utilizado comúnmente para detectar y cuantificar la obesidad es el índice de masa corporal (IMC), que se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos por su altura en metros al cuadrado. La obesidad se diagnostica a partir de un IMC de 30, y un IMC superior a 40 constituye una obesidad grave.

El uso del IMC para diagnosticar la obesidad tiene sus limitaciones, porque el IMC sólo describe el peso y la altura, no la composición corporal. Otros métodos para evaluar la obesidad son la relación cintura-cadera y el perímetro de la cintura. Estas medidas pueden utilizarse para determinar la grasa abdominal, que aumenta el riesgo de varias enfermedades relacionadas con el peso.

Aunque el diagnóstico preciso de la obesidad puede ser complejo, puede ser esencial para conseguir un tratamiento adecuado para muchos pacientes con obesidad. Los pacientes con un IMC ≥ 30 que reciben un diagnóstico de obesidad tienen más probabilidades de perder peso que los pacientes con un IMC ≥ 30 que no reciben un diagnóstico.

El problema de la obesidad en la sociedad actual

La obesidad se ha convertido en una pandemia mundial. Además; en combinación con otros problemas globales como la desnutrición y el cambio climático conforman una sindemia mundial de mala salud.

La obesidad aumenta el riesgo de que una persona padezca enfermedades crónicas y muera, además de exponerla a un mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas como la COVID-19. Además, la obesidad y las complicaciones relacionadas con ella suponen una importante carga económica para las personas y la sociedad por los costes médicos, la pérdida de productividad y las reclamaciones por discapacidad. 

obesa en consulta

El impacto personal de la obesidad

Las personas con obesidad suelen estar expuestas al estigma y la discriminación relacionados con el peso, que pueden provenir de los hámbitos más diversos como el trabajo, la familia, los amigos, los medios de comunicación e incluso desde la atención médica primaria. Las estimaciones de prevalencia sugieren que entre el 19 y el 40% de los adultos con obesidad sufren discriminación por su peso.

Las personas con obesidad pueden sufrir estigmatización y trato injusto en el lugar de trabajo, desde prácticas de contratación poco equitativas hasta despidos injustos. Experimentar e interiorizar el estigma del peso es perjudicial para la salud emocional y física, y afecta negativamente tanto a los jóvenes como a los adultos.

La obesidad puede asociarse a la discapacidad y al deterioro de la calidad de vida, aunque estudios han demostrado que la calidad de vida aumenta cuando las personas con obesidad pueden acceder a cuidados como la cirugía bariátrica.

¿Cuál es la prevalencia de la obesidad?

La obesidad es muy común; más del 21% de los adultos españoles sufre obesidad, mientras que la prevalencia del sobrepeso es del 39,2%. Las tasas de obesidad han aumentado constantemente en las últimas décadas y se espera que sigan aumentando. Las proyecciones sugieren que en 2030 en España habrá 27,2 millones de adultos con exceso de peso.

La obesidad aumenta el riesgo de que una persona padezca enfermedades crónicas y muera, además de exponerla a un mayor riesgo de padecer enfermedades infecciosas como la COVID-19. Además, la obesidad y las complicaciones relacionadas con ella suponen una importante carga económica para las personas y la sociedad por los costes médicos, la pérdida de productividad y las reclamaciones por discapacidad. 

Causas de la obesidad

La obesidad es una enfermedad compleja en la que influyen factores conductuales, ambientales, genéticos y económicos. Algunos estudios sostienen que puede haber aún más factores que influyan en la obesidad, que aún no han sido completamente probados.

Es evidente que la alimentación y la actividad física afectan al peso y la salud de una persona. El entorno moderno hace que la obesidad sea más probable; Los alimentos ultraprocesados con alto contenido calórico son baratos y rápidos de preparar y consumir, por lo que prevalecen en el consumo. De igual modo, las oportunidades de realizar actividad física en el normal día a día son cada vez menores.

La obesidad es altamente hereditaria. Los individuos con una predisposición genética a la obesidad pueden ser más susceptibles a los factores ambientales.

Comorbilidades comunes

La obesidad está relacionada con muchas otras enfermedades crónicas, como la diabetes de tipo 2, la artrosis, las enfermedades cardíacas y el cáncer. La obesidad puede afectar a muchos sistemas del cuerpo y puede provocar complicaciones en los órganos, como la enfermedad del hígado graso no alcohólico y la enfermedad de la vesícula biliar. La obesidad suele ir acompañada de problemas respiratorios, como la apnea del sueño, y de dolor crónico de espalda o de articulaciones.

La obesidad y las enfermedades mentales suelen coincidir, en parte porque el aumento de peso es un efecto secundario de muchos medicamentos psiquiátricos.

Síndrome metabólico y obesidad

El síndrome metabólico se refiere a un grupo de factores de riesgo que aumentan el riesgo de que una persona sufra una enfermedad cardíaca, un accidente cerebrovascular y otras enfermedades. La obesidad abdominal es uno de los componentes de este síndrome metabólico. Otros componentes del síndrome metabólico, como la hipertensión arterial y la hiperglucemia, también pueden estar relacionados con la obesidad.

No obstante, hay que tener en cuenta que no todas las personas con obesidad tienen síndrome metabólico. Algunas personas con obesidad se consideran metabólicamente sanas y no experimentan una sensibilidad a la insulina poco saludable o una mala salud cardiovascular.

Control y tratamiento de la obesidad

Muchas personas con obesidad controlan su obesidad mediante modificaciones del estilo de vida, como seguir una dieta nutritiva y realizar la cantidad de actividad física recomendada. Una pérdida de peso del 5-10% puede mejorar significativamente la salud de las personas con obesidad.

Para las personas con un IMC ≥ 40 o un IMC ≥ 30 con comorbilidades relacionadas con el peso, los profesionales sanitarios pueden recomendar la cirugía bariátrica. Hay varios procedimientos de cirugía bariátrica disponibles. La elegibilidad para estos procedimientos dependerá del estado de salud del paciente y su historial médico.

El tratamiento de la obesidad mediante cirugía bariátrica ayudará al paciente a perder gran cantidad de peso en poco tiempo. No obstante, el paciente deberá estar dispuesto a cambiar sus hábitos de vida para mantener el peso después de perderlo controlando la dieta y llevando una vida activa. 

consulta médica sobre obesidad en barcelona

Conclusión

Como hemos visto en los puntos anteriores, debemos darle a la obesidad la importancia que tiene cuanto antes y empezar a tratarla con el fin de atajar su crecimiento. La cirugía bariátrica pone a disposición de la sociedad, desde hace años, tratamientos seguros y eficaces contra la obesidad. Estas soluciones son actualmente infrautilizadas ya que no llegan a todos los obesos que podrían tratarse. Por eso es tan importante hacer pedagogía al respecto de los beneficios de un tratamiento eficaz de la obesidad. 

Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.