Alergias respiratorias y obesidad. Cómo afectan a la salud

La combinación de alergias respiratorias y obesidad puede acarrear complicaciones de salud

Las alergias respiratorias son un problema de salud común que afecta a millones de personas a nivel mundial tanto en periodos estacionales como durante todo el año. Como veremos en este artículo existe una conexión entre alergias respiratorias y obesidad que puede agravar el estado de salud del paciente tanto en lo relacionado con la alergia como en comorbilidades relacionadas con el exceso de peso.

Tabla de contenidos

Qué son las alergias respiratorias

Las alergias respiratorias son una reacción exagerada del sistema inmunológico a sustancias presentes en el aire, como pueden ser polen, polvo, ácaros, pelo de animales y mohos. Cuando el cuerpo entra en contacto con estas sustancias a través del sistema respiratorio, el sistema inmunológico produce una respuesta exagerada que desencadena síntomas tales como estornudos, congestión nasal, secreción nasal acuosa, picor de ojos, lagrimeo y tos. Estos síntomas pueden ser leves o graves, dependiendo de la sensibilidad del individuo y de la cantidad de alérgenos en el aire.

Podemos diferenciar dos tipos de alergias respiratorias, estacionales o perennes, según si afectan o no durante periodos específicos del año. Las alergias estacionales ocurren especialmente en primavera, cuando ciertas plantas liberan polen al aire. Las alergias perennes, por otro lado, ocurren durante todo el año y son causadas por alérgenos que se encuentran en el entorno del individuo, como el polvo y el pelo de los animales.

Las alergias respiratorias son muy comunes y afectan a millones de personas en todo el mundo. En algunos casos, este tipo de alergias pueden ser leves y no requerir tratamiento, pero en otros casos pueden ser graves llegando a afectar la calidad de vida del individuo.

Por qué las alergias respiratorias son un problema añadido para las personas obesas

La persona que padece obesidad tiene un exceso de grasa corporal que puede afectar su salud de manera negativa, incluyendo un mayor riesgo de enfermedades del corazón, diabetes tipo 2, accidente cerebrovascular, enfermedades del hígado, cáncer y apnea del sueño. Además, la obesidad puede afectar el sistema respiratorio y aumentar el riesgo de desarrollar alergias respiratorias.

En las personas obesas, la grasa corporal extra puede comprimir los pulmones y hacer que sea más difícil respirar. De igual manera, el sobrepeso puede aumentar la inflamación en el cuerpo, lo que puede desencadenar una respuesta inmunitaria exagerada a los alérgenos en el aire y hacer que los síntomas de la alergia sean más graves.

Las personas con obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar alergias respiratorias, y pueden experimentar síntomas más graves que las personas sin obesidad. Estas afectaciones pueden variar en función de su estado de salud general y del grado de obesidad pudiendo tener una incidencia más grave en pacientes con obesidad mórbida.

Factores de riesgo adicionales

Existen otros factores de riesgo que pueden hacer que una persona con obesidad sea más susceptible a las alergias respiratorias. Por ejemplo, la exposición constante a contaminantes del aire o el humo del tabaco puede aumentar el riesgo de alergias respiratorias.

Cómo puede la obesidad agravar los síntomas de alergias respiratorias

Como hemos visto, la obesidad puede afectar el sistema respiratorio, aumentar el riesgo de desarrollar alergias respiratorias y agravar los síntomas de las ya existentes al provocar en el paciente otras enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio. La relación entre alergias respiratorias y obesidad puede desencadenar toda una serie de complicaciones para el paciente.

Aumento de la inflamación

La obesidad puede aumentar la inflamación en el cuerpo, lo que puede desencadenar una respuesta inmunitaria exagerada a los alérgenos en el aire. Esta respuesta inmunitaria puede hacer que los síntomas de la alergia sean más graves.

Comorbilidades

Las personas obesas tienen un mayor riesgo de tener otras afecciones de salud, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2 y enfermedades respiratorias. Estas comorbilidades pueden empeorar los síntomas de las alergias respiratorias y hacer que sea más difícil controlar los síntomas.

Dificultad respiratoria

La obesidad puede comprimir los pulmones y hacer que sea más difícil respirar. Esto puede hacer que los síntomas de las alergias respiratorias sean más graves y más difíciles de controlar.
Según un artículo publicado en el European Respiratory Journal la obesidad se asocia con un mayor riesgo de hospitalización por neumonía en los hombres.

Apnea del sueño

La apnea del sueño es más común en personas obesas y puede empeorar los síntomas de las alergias respiratorias. La apnea del sueño puede causar somnolencia diurna, fatiga y otros problemas de salud, lo que puede dificultar el control de los síntomas de las alergias respiratorias.

Asma

Un estudio publicado en la revista Journal of Allergy and Clinical Immunology constata que la obesidad es un un importante factor de riesgo y modificador de la enfermedad del asma tanto en niños como en adultos. Al ser común la relación entre obesidad y problemas respiratorios las personas con un IMC alto pueden padecer ingresos hospitalarios por exacerbaciones de asma con mayor frecuencia que las personas asmáticas de peso normal.
Las personas obesas tienen también más probabilidades de experimentar síntomas de rinitis alérgica y eczema.

Mayor necesidad de medicamentos

Las personas con alergias respiratorias y obesidad pueden requerir una dosis más alta de medicamentos para controlar los síntomas de sus alergias. Esto se debe a que la obesidad puede disminuir la eficacia de algunos medicamentos.

Alergias respiratorias y obesidad: Cuáles son los riesgos para la salud

Las personas con obesidad y alergias respiratorias pueden tener un mayor riesgo de complicaciones de salud tanto en la gravedad de las comorbilidades relacionadas con la obesidad como con el desarrollo de afecciones respiratorias.

  • La inflamación crónica causada por las alergias respiratorias y la obesidad también puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo 2 y otras comorbilidades en comparación con los pacientes que presentan alergia respiratoria y un IMC más bajo.
  • La combinación de alergias respiratorias y obesidad pueden aumentar el riesgo de padecer otras afecciones respiratorias como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

.

Alergias respiratorias y obesidad pueden llevarnos a desarrollar otras enfermedades respiratorias como EPOC

La obesidad en si misma ya es un problema de salud, pero en combinación con alergias respiratorias puede empeorar aun más la salud y la calidad de vida del paciente.

Tratamientos para personas con obesidad y alergias respiratorias

Los pacientes con obesidad y alergias respiratorias tienen opciones de tratamiento similares a las personas con alergias respiratorias que no tienen obesidad aunque hay algunas consideraciones especiales a tener en cuenta.

Uno de los tratamientos más comunes para las alergias respiratorias es el uso de antihistamínicos y corticosteroides inhalados. Estos medicamentos ayudan a reducir la inflamación y la congestión en las vías respiratorias y pueden ser beneficiosos para personas con obesidad y alergias respiratorias. Sin embargo, es importante tener en cuenta que algunos antihistamínicos pueden causar somnolencia, lo que puede ser un problema para las personas con obesidad que ya tienen un mayor riesgo de apnea del sueño.

El uso de inhaladores es frecuente en personas con alergias respiratorias y obesidad

Otra opción de tratamiento es la inmunoterapia, conocida también como vacunas contra las alergias. Este tratamiento implica la administración de pequeñas cantidades del alérgeno que causa la alergia, lo que ayuda al cuerpo a desarrollar una respuesta inmunitaria más fuerte y reduce la gravedad de los síntomas alérgicos con el tiempo. La inmunoterapia puede ser especialmente beneficiosa para personas con alergias respiratorias graves y persistentes.

Además de estos tratamientos, también se recomienda que las personas con alergias respiratorias y obesidad tomen medidas para controlar su peso y mejorar su salud general. El ejercicio regular, una dieta saludable y el control del estrés pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y mejorar la salud respiratoria. Cuando esto no es posible y después de haber fracasado en el intento de perder peso mediante dietas los diversos tratamientos de cirugía bariátrica son un método médico, seguro y eficaz para perder peso mejorando el estado de salud general.

Recursos relacionados:

Puedes obtener más información a través de las fuentes de apoyo consultadas para la realización de este contenido

  1. Peters U, Dixon AE, Forno E. Obesity and asthma. J Allergy Clin Immunol. 2018 Apr;141(4):1169-1179. doi: 10.1016/j.jaci.2018.02.004. PMID: 29627041; PMCID: PMC5973542. 
  2. Roxana G Galesanu, Sarah Bernard, Karine Marquis, Yves Lacasse, Paul Poirier, Jean Bourbeau, François Maltais, «Obesity and Chronic Obstructive Pulmonary Disease: Is Fatter Really Better?«, Canadian Respiratory Journal, vol. 21, Article ID 181074, 5 pages, 2014.
  3. Tianshi David Wu, Emily P. Brigham, Roger Peng, Kirsten Koehler, Cynthia Rand, Elizabeth C. Matsui, Gregory B. Diette, Nadia N. Hansel, Meredith C. McCormack, Overweight/obesity enhances associations between secondhand smoke exposure and asthma morbidity in children. The Journal of Allergy and Clinical Immunology: In Practice, Volume 6, Issue 6, 2018 Pages 2157-2159.e5, ISSN 2213-2198,
  4. Shailesh H, Janahi IA. Role of Obesity in Inflammation and Remodeling of Asthmatic Airway. Life (Basel). 2022 Jun 23;12(7):948. doi: 10.3390/life12070948. PMID: 35888038; PMCID: PMC9317357.
  5. Allison A. Lambert, Nirupama Putcha, M. Bradley Drummond, Aladin M. Boriek, Nicola A. Hanania, Victor Kim, Gregory L. Kinney, Merry-Lynn N. McDonald, Emily P. Brigham, Robert A. Wise, Meredith C. McCormack, Nadia N. Hansel, Obesity Is Associated With Increased Morbidity in Moderate to Severe COPD, Chest, Volume 151, Issue 1, 2017, Pages 68-77, ISSN 0012-3692.
  6. J.B. Kornum, M. Nørgaard, C. Dethlefsen, K.M. Due, R.W. Thomsen, A. Tjønneland, H.T. Sørensen, K. Overvad, Obesity and risk of subsequent hospitalisation with pneumonia. European Respiratory Journal Dec 2010, 36 (6) 1330-1336; DOI: 10.1183/09031936.00184209
  7. Carey Conley Thomson, Sunday Clark, Carlos A. Camargo, Body Mass Index and Asthma Severity Among Adults Presenting to the Emergency Department, Chest, Volume 124, Issue 3, 2003, Pages 795-802, ISSN 0012-3692.
Contenido revisado por:
Dr Joan Pujol
Dr. Pujol Rafols
Titulado como Experto por la Sociedad Española de Cirugía Bariátrica y Metabólica. Jefe de Cirugía General y Digestiva del Hospital Tres Torres (Barcelona) y Jefe de la Unidad de Cirugía Bariátrica y Metabólica (UCOM) PREMIO IFSO 2012. Ver perfil completo.
Dr Joan Pujol
Dr. Pujol Rafols
Título de Experto por la Sociedad Española de Cirugía Bariátrica y Metabólica.
Ver perfil completo.
Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.