Grelina: descúbrelo todo sobre la hormona del hambre

Grelina la hormona del hambre

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La grelina es la hormona encargada, entre otras funciones, del control del apetito; de ahí que sea coloquialmente conocida como la hormona del hambre. Algunas intervenciones de cirugía bariátrica reducen los niveles de grelina en el organismo del paciente por lo que es importante conocer en detalle esta hormona, llamada también lenomorelina. 

¿Qué es la grelina?

La Grelina es una hormona peptídica sintetizada principalmente por el estómago que tiene, principalmente, un efecto estimulador de la somatotropina y regulador de la ingesta alimentaria, el peso corporal y el gasto de energía metabólica.

En otras palabras, la grelina es conocida con el sobrenombre de hormona del hambre por su papel en el control del apetito. La grelina regula el apetito, hace que se consuma más comida, se ingieran más calorías y se almacene grasa.

Por lo tanto, podemos decir que la hormona del hambre puede llegar a tener un papel muy relevante en el peso de las personas.

 

¿Cuál es su función de la Grelina?

La grelina tiene diversas funciones en el cuerpo humano. De los varios papeles que desempeña los que más se mencionan giran en torno a la zona gastrointestinal. Esta parte del cuerpo incluye el estómago y el intestino delgado. La función principal de la grelina, que se produce en el intestino, tiene que ver con aumentar el apetito. Como hemos visto ya, la grelina incita al cuerpo a consumir más alimentos y a almacenar grasa.

La hormona del hambre desempeña un papel fundamental en la regulación del consumo de calorías y de los niveles de grasa corporal. Además, la grelina afecta al ciclo de sueño y vigilia, al comportamiento de búsqueda de recompensas, a la sensación del gusto y al metabolismo de los carbohidratos.

También interviene en la función de la hipófisis, donde los receptores de grelina desencadenan la estimulación de la hormona. Parece que ayuda a controlar la liberación de insulina y desempeña un papel protector en la salud cardiovascular. Esta hormona tan completa tiene una función en muchos sistemas corporales diferentes.

¿Cómo actúa la hormona del hambre?

La Grelina se produce en el estómago y se segrega cuando el estómago está vacío. Entra en el torrente sanguíneo y afecta a una parte del cerebro conocida como el hipotálamo, que gobierna las hormonas y el apetito. De igual manera, también puede actuar en regiones del cerebro que controlan el procesamiento de la recompensa.

Normalmente, los niveles de grelina aumentan drásticamente antes de comer, lo que indica el hambre. Luego bajan durante unas tres horas después de la comida. Los niveles de la hormona también desempeñan un papel importante en la determinación de la rapidez con la que vuelve el hambre después de comer.

Es de esperar que el cuerpo aumente la hormona del hambre si una persona no come y la disminuya si come en exceso. Y, efectivamente, se ha comprobado que los niveles de grelina aumentan en los niños con anorexia nerviosa y disminuyen en los niños obesos.

Consecuencias de la Grelina en la lucha contra el exceso de peso

Las investigaciones demuestran que un gran porcentaje de personas que hacen dieta recuperan todo el peso perdido en tan sólo un año. La recuperación de peso se debe en parte al apetito del cuerpo y a las hormonas que regulan el peso, que intentan mantener e incluso recuperar la grasa.

Aunque se podría suponer que las personas obesas tienen niveles de hormona del hambre más altos, es posible que, sencillamente, sus organismos sean más sensibles a sus efectos de la hormona del hambre. De hecho, algunas investigaciones demuestran que los niveles de Grelina en personas obesas son más bajos que los de las personas delgadas.

Otras investigaciones sugieren que las personas con obesidad pueden tener un receptor de grelina demasiado activo, conocido como GHS-R, lo que conduce a un mayor consumo de calorías.

Sin embargo, independientemente del índice de masa corporal del paciente, los niveles de grelina aumentarán potenciando la sensación de hambre cuando se inicie una dieta. Se trata de una respuesta natural del organismo, que intenta protegerse de la inanición.

Durante una dieta, el apetito aumenta y los niveles de la «hormona de la saciedad», la leptina, disminuyen. Su tasa metabólica también tiende a disminuir significativamente, especialmente cuando restringe las calorías durante largos períodos de tiempo.

El metabolismo – y con él las hormonas como la Grelina – se van a adaptar para intentar recuperar todo el peso perdido durante. Este es uno de los motivos por los que las dietas no consiguen pérdidas de peso significativas y mantenidas.

Por otro lado, lograr reducir la presencia de Grelina en el organismo hará que se sienta menor sensación de hambre y que la saciedad llegue antes siendo muy beneficioso para la pérdida de peso.

La Grelina tras someterse a una intervención de Cirugía Bariátrica

La segregación de Grelina puede reducirse significativamente en función del tratamiento de Cirugía Bariátrica a la que se someta el paciente.

Manga Gástrica y la hormona del hambre

La Manga Gástrica va a reducir el tamaño del estómago del paciente en torno al 70%. Como la grelina se produce en el intestino, los niveles de grelina se reducen junto con el estómago. Como hemos aprendido ya, cuanto más altos sean los niveles de grelina, más hambre va a sentirse y, cuanto más bajos, menos hambre. La reducción de la hormona del hambre conlleva también más sensación de plenitud lo que facilitará que el paciente intervenido de Manga Gástrica coma menos calorías.

De hecho, la reducción de la hormona del hambre es uno de los motivos por los que la pérdida de peso en pacientes con una manga gástrica practicada es relevante y sostenida en el tiempo.

La Grelina tras un Bypass Gástico

Al contrario que la Manga Gástrica, el Bypass Gástrico no extrae ninguna parte del estómago del paciente. Sencillamente lo puentea, pero el estómago continúa en el organismo realizando todas sus funciones. Por lo tanto sigue presentando una cantidad de grelina similar a la segregada antes de la intervención. No obstante, esta intervención aumenta la producción de leptina, que, a su vez, puede conducir a la disminución de la grelina.

Por lo tanto, los pacientes que se someten a una cirugía de bypass gástrico pueden tener niveles de grelina más bajos que los que pierden peso de forma natural.

Resto de tratamientos bariátricos y hormona grelina

Los tratamientos de Cirugía Bariátrica restrictiva (como la banda gástrica, el balón gástrico o la Plicatura gástrica) no van tener, como consecuencia, una reducción en la segregación de grelina.

Conclusión: La reducción de Grelina beneficiosa para la pérdida de peso

Como hemos visto, la hormona del hambre, grelina o lenomorelina es la encargada de controlar el apetito y enviar señales al cerebro para alimentarnos e incitando a consumir más alimentos y almacenar grasas.

Por lo tanto, a la hora de perder peso, reducir los niveles de grelina puede ser muy beneficioso. Intervenciones bariátricas como la Manga Gástrica y el Bypass Gástrico son capaces de reducir la cantidad de hormona del hambre en nuestro organismo ayudando a una pérdida de peso efectiva, significativa y mantenida en el tiempo.

Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.