10 características del Método Pose para luchar contra la obesidad

Metodo pose para luchar contra la obesidad

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

El método pose es una técnica para tratar la obesidad que consiste en la reducción del estómago sin cirugía. La intervención se realiza por vía oral mediante endoscopia y con anestesia general. Este tratamiento puede conseguir reducir el estómago en un 20-30% con una serie de pliegues en el fundus gástrico que limitan su capacidad.

El método pose consigue que la sensación de saciedad llegue antes, reduciendo el apetito, por lo que progresivamente el paciente podrá perder hasta el 50% de su exceso de peso.

¿Para qué personas está indicado el método pose?

La reducción de estómago sin incisiones (sin cirugía), método pose, es una técnica avanzada de la medicina que está recomendada para personas con obesidad y con un Índice de Masa Corporal (IMC) de 27 a 40 y que no han logrado perder peso por medio de dieta y ejercicio físico. El método pose también puede ser adecuado para aquel paciente al que el balón intragástrico no le haya funcionado.

¿Cómo se realiza la intervención del método pose sin cirugía?

A diferencia de otro tipo de intervenciones, el método pose se puede practicar en a penas 40 minutos, bajo anestesia general. En el ámbito de la medicina, el método pose está considerado una intervención muy poco invasiva para el paciente, pues se realiza por medio de endoscopia, sin necesidad de cirugía, y por tanto está catalogada de bajo riesgo.

El tiempo que debemos pasar en el hospital cuando nos sometemos a esta intervención es de menos de 24 horas. Sólo en casos muy concretos y excepcionales es necesaria la hospitalización.

Antes de la intervención, el paciente pasa un chequeo médico (análisis de sangre, radiografía, estudio hormonal, electrocardiograma, valoración psicológica…) para determinar adecuadamente su estado de salud. Una vez se han realizado todas las pruebas, el equipo nutricionista pauta una dieta a base de líquidos que el paciente debe seguir durante los tres días anteriores a la intervención.

¿Cuánto peso se puede perder con el método pose?

Gracias al método pose se puede reducir el exceso de peso entre un 44% y un 55%. Aunque se empieza a perder peso desde el primer día, hay que señalar que la pérdida es de forma gradual. Además, cada paciente es diferente y tiene sus propias características, así que el ritmo de pérdida de peso es diferente en cada caso en función de sus propios parámetros y condiciones.

En este proceso, es clave la reeducación alimentaria para garantizar que el cambio sea duradero en el tiempo, o sea, definitivo. Si el paciente es riguroso y sigue las pautas del equipo médico, manteniendo una dieta sana y equilibrada así como una práctica regular de ejercicio físico, es habitual que pierda entre 500 gr y 1 kg a la semana. Mantener este ritmo de pérdida de peso es esencial para lograr el objetivo. Por este motivo el paciente debe trabajar en sí mismo y esforzarse al máximo.

Una vez alcanzado el peso ideal, los cambios incorporados (dieta sana y ejercicio) no podrán descuidarse. Abandonar las rutinas establecidas podría repercutir negativamente en los resultados obtenidos y comenzar a revertirse los cambios conseguidos. En esta etapa, igual que en las anteriores, nuestro equipo multidisciplinar juega un papel muy importante en cuanto a la reeducación alimentaria y de hábitos, y de su mantenimiento. En UCOM consideramos que el acompañamiento al paciente es una parte fundamental del tratamiento con el método pose.

¿Qué pasos hay que seguir después de ser intervenido del método pose?

Al igual que sucede con otros métodos de reducción de estómago, como la gastrectomía vertical y el bypass gástrico, los hábitos que debe adquirir el paciente después de la intervención del método pose son de suma importancia para lograr alcanzar el peso ideal.

Hay que tener en cuenta que este tratamiento sólo sirve como método de choque. Así pues, el grueso del trabajo debe ser llevado a cabo a través de la dieta y el ejercicio. Por ello, no debemos olvidar que una vez que hemos sido sometidos al método pose debemos cambiar de rutina y optar por una dieta equilibrada y sana, así como incorporar rutinas periódicas de ejercicio con el objetivo de estar en forma y perder peso.

El método pose implica una mejora sustancial en la salud y por tanto un aumento de la esperanza de vida. Y es que una vez que hemos conseguido bajar de peso y dejado atrás la obesidad, nuestra longevidad se ve mejorada de manera significativa.

¿Qué dieta debe seguir el paciente tras el método pose?

Después de ser intervenido del método pose, el paciente deberá seguir una dieta progresiva. En una primera fase, y por exigencias de la misma intervención, se llevará a cabo una dieta líquida, seguida de una semilíquida, luego se pasará a una blanda, hasta llegar a la dieta saludable, que deberá mantenerse en el tiempo.

la importancia de la dieta en el metodo pose

Dieta post intervención:

  1. Dieta líquida en la fase inmediata: durante los primeros días tras la intervención puede ser habitual la sensación de náusea, molestia estomacal e en algunos casos incluso vómitos. Esta primera fase contempla la ingesta de alimento de consistencia líquida como caldos, infusiones, bebidas isotónicas, etc., a pequeños sorbos.
  2. Dieta semilíquida: aproximadamente a partir del tercer día, el paciente podrá substituir la dieta líquida por la semilíquida y seguirla durante 5 días. Así pues, se incorporará una alimentación de consistencia líquida-cremosa que incluye zumos, leche, bebidas vegetales, cremas suaves, yogur líquido y caldos vegetales o sin grasas.
  3. Dieta blanda: sobre la segunda semana después de la intervención del método pose, se podrá ir incorporando, siempre en función de la tolerancia del paciente, alimento blando y sólido. La correcta masticación será de vital importancia en esta fase para que el estómago comience a trabajar de manera adecuada y progresiva. Esta dieta deberá seguirse durante dos semanas.
  4. Dieta saludable: si el paciente ha tolerado correctamente la fase de alimentación blanda, se pasará a la última fase basada en una alimentación saludable que debe de ser completa y equilibrada. Esta dieta deberá contar con todo tipo de verduras, ensaladas, frutas sin pelar, frutos secos, huevos, legumbres, lácteos y todo tipo de pescado, marisco y carne.

Cuidar la alimentación es la clave. Después de ser intervenido y una vez superada la fase de post operatorio, el paciente deberá seguir y, sobre todo, mantener una dieta saludable. Nuestro equipo de expertos en nutrición pautarán el nuevo plan nutricional del paciente, que acompañarán de ejercicio físico. Practicar deporte será el complemento indispensable para esta nueva etapa de la vida. Se puede caminar, correr, nadar, en definitiva, realizar cualquier tipo de actividad que evite el sedentarismo.

¿Cuáles son las ventajas de la reducción de estómago por medio del método pose?

Ventajas post intervención:

  • Sin huella: la intervención no deja cicatrices en el paciente.
  • Resultados inmediatos: al haber reducido el estómago, la sensación de saciedad se nota inmediatamente evitando así las ganas de comer.
  • La pérdida de peso empieza al día siguiente de la intervención.
  • Obtención de un estilo de vida saludable gracias al nuevo plan nutricional y del
    ejercicio.
  • No hay efecto rebote debido al programa de seguimiento de nuestro equipo
    médico.

Algunos beneficios para la salud física:

  • Se reduce la presión arterial alta.
  • Control de la diabetes
  • Disminución del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
  • Reducción del colesterol
  • Disminución o desaparición de los dolores de carácter muscular

Algunos beneficios para la salud psicológica:

  • Mejora de la autoestima: mayor seguridad y confianza
  • Disminución de la ansiedad
  • Mejora y/o reactivación de las relaciones sociales
  • La corta estancia hospitalaria contribuye a mantener una actitud positiva y por tanto un estado emocional en equilibrio.

¿El método pose es reversible?

El método pose es un tratamiento reversible. Aunque las suturas están preparadas para mantenerse para siempre en el estómago, en caso de considerarse necesario el procedimiento se puede revertir sin problemas. Se trata de deshacer los pliegues realizados en el fundus gástrico. De esta manera el estómago del paciente recupera su tamaño original.

¿Dónde se realiza el método pose Barcelona?

Superar la obesidad es posible por medio del método pose. Barcelona dispone de distintas opciones dónde poder someterse a esta intervención. En la Clínica Mi Tres Torres de Barcelona, el equipo de medicina del Doctor Joan Pujol Rafols ofrece este tratamiento de manera totalmente personalizada entendiendo que cada paciente es diferente. Ajustarse a las necesidades de cada persona es clave para el éxito de cualquier tipo tratamiento.

¿Cuánto cuesta la Cirugía Pose?

Para tener conocimiento del coste del tratamiento por medio del método pose te animamos a que contactes con nuestro equipo de medicina. Es clave que el paciente tenga en cuenta qué incluye este tratamiento.

El método pose es una técnica a largo plazo que tiene como finalidad conseguir los mejores resultados en cuánto a pérdida de peso se refiere. Por ello, desde nuestro equipo, integrado por médicos, nutricionistas y psicólogos, te ofrecemos nuestro tratamiento integral, un seguimiento y acompañamiento durante todo el proceso: antes, durante y después de la intervención.

Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.