La importancia de la vacuna de la gripe en personas obesas

Vacuna de la gripe en obesos

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

En personas obesas la vacuna de la gripe es recomendable, ya que la obesidad aumenta el riesgo que una persona tiene de sufrir complicaciones graves a causa de la gripe, incluida la hospitalización e incluso la muerte. Además, recientes estudios demostrarían que la obesidad también puede influir en la propagación de la gripe.

Vacuna de la gripe en obesos: luchar contra el factor de riesgo

La obesidad es considerada como un factor de riesgo conocido de la gripe estacional, capaz de provocar infección grave e incluso la muerte. La obesidad, además, va asociada frecuentemente con otras enfermedades como la diabetes que interfiere en la respuesta inmune de nuestro organismo haciendo más peligrosa la acción del virus.

Todos los sistemas sanitarios a nivel nacional consideran la obesidad como un factor de riesgo y recomiendan la vacunación, como mínimo, en personas obesas con un índice de masa corporal (IMC) de 40 o más. Hay varios motivos para ello:

  • Los pacientes con obesidad (índice de masa corporal de 30 o más) tienen una mayor presencia de enfermedades que se asocian a complicaciones propias de la gripe, como son, tanto enfermedades crónicas del pulmón, hígado o corazón como enfermedades relacionadas con el metabolismo.
  • La obesidad supone un factor de riesgo general a la hora de luchar contra cualquier tipo de virus y hacer frente a las infecciones asociadas en comparación con los pacientes moderadamente obesos.
  • La obesidad puede alterar la respuesta inmunitaria del organismo y provocar una inflamación crónica, que aumenta con la edad, además de dificultar la respiración y aumentar la necesidad de oxígeno.
  • Los huéspedes obesos exhiben respuestas antivirales retardadas y atenuadas a la infección por el virus y experimentan una mala recuperación de la enfermedad.
  • La eficacia de los antivirales y las vacunas, como la vacuna de la gripe, se reduce en la población obesa.
  • La obesidad puede desempeñar un papel en la alteración del ciclo de vida viral, complementando así la respuesta inmune ya debilitada y dando lugar a una patogénesis grave.
  • También se ha comprobado que los adultos obesos infectados con la gripe tardan más tiempo en eliminar el virus y recientes estudios con animales han demostrado que el virus de la gripe puede extenderse de forma más agresiva en los pulmones durante períodos más largos cuando hay obesidad.

Recientemente se ha descubierto, además, que la vacunación contra la gripe es recomendable para personas obesas no sólo por su propia salud si no por su capacidad de propagación del virus. Según un estudio publicado en The Journal of Infectious Diseases en 2018, los adultos obesos infectados con la gripe excretan el virus durante más tiempo que los adultos que no son obesos, lo que aumenta la posibilidad de que la infección se propague a otras personas y convierte al obeso en potencial supra propagador de la gripe.

Por lo tanto la vacuna de la gripe es recomendable en obesos ya que la acción del virus en su organismo dura más y es más virulenta además de tener mayor potencial de propagación.

 

Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.