La vida después de la cirugía bariátrica

La vida después de la cirugía bariátrica

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on linkedin

La cirugía bariátrica representa un gran punto de inflexión en la vida de cualquier paciente que se somete a ella. Con todo, consideramos que debe verse más como un punto de partida, como un nuevo comienzo, que como un fin en sí mismo. La obesidad es una enfermedad y todo paciente debe tener presente que, sea cual sea el tratamiento de reducción de estómago al que se someta, la vida después de la cirugía bariátrica implicará algunos cambios moderados en su estilo de vida.

Gracias al tratamiento integral, en la UCOM (Unidad de Cirugía de Obesidad y Metabólica) acompañamos, guiamos, asesoramos y pautamos en todo momento al paciente más allá del alta médica de su intervención quirúrgica para asegurar el éxito. Porque es precisamente gracias a esa combinación de cirugía bariátrica y cambios de hábitos que se conseguirán maravillosos resultados a largo plazo en la salud y el peso del paciente.

Alimentación y suplementos vitamínicos tras una operación bariátrica

En los días y semanas posteriores a la operación, deberá seguirse un plan de nutrición personalizado que constará de una dieta líquida a la que se le irán incorporando alimentos blandos o en puré hasta llegar a alimentos de textura regular. Esta nueva alimentación tras la cirugía bariátrica deberá eliminar o limitar al máximo los alimentos con alto contenido de azúcar añadido como (galletas, pasteles, caramelos, zumo u otros dulces) y los carbohidratos refinados (panes blancos, pastas, galletas saladas, cereales refinados). Estas pautas alimenticias pueden mejorar sensiblemente los resultados de la pérdida de peso.

Proteínas

Es importante controlar la cantidad de proteína diaria a ingerir. Habitualmente, la cantidad de proteína necesaria se encuentra entre los 60 y los 100 gr. diarios. La cantidad concreta se establecerá tras un estudio que tendrá en cuenta el tipo de intervención realizada, las condiciones médicas del paciente y su nivel de actividad física.

La proteína debe ser consumida a lo largo del día, en cada comida. Es un nutriente que ayuda a sentirse lleno durante más tiempo, por lo tanto, incluyendo proteínas en cada comida o tentempié es menos probable sentir hambre fuera de horas.
Después de la cirugía bariátrica es necesario un asesoramiento profesional correcto para calcular el consumo diario de proteínas y asegurarse de que no se queda corto. Puede complementarse la obtención de proteína de fuentes comunes como son las carnes, huevos, productos lácteos, tofu o lentejas con suplementos de proteína hechos de suero y soja. De esta manera, a medida que puedan tolerarse alimentos más regulares, se obtendrá una mayor porción de proteínas de las fuentes de alimentos requeridas y los suplementos se volverán menos necesarios.

la cantidad de proteinas diarias es importante después de una cirugía bariátrica
Después de la cirugía bariátrica debe controlarse la cantidad diaria de proteínas que se consume que, idealmente, serán de origen natural

Durante periodos de pérdida rápida de peso, el cuerpo necesita proteínas adicionales para mantener su masa muscular. Las proteínas también son necesarias para tener un metabolismo saludable. Si no se le proporcionan suficientes proteínas a través de la dieta, el cuerpo las tomará de los músculos, debilitándonos.

Líquidos

La ingesta regular de líquidos después de una cirugía bariátrica es muy importante tanto para evitar la deshidratación, como otras afectaciones como podrían ser el estreñimiento o la aparición de cálculos renales.

La deshidratación es el problema más común, siendo la primera causa de reingreso hospitalario después de una operación de reducción de estómago. La deshidratación se produce cuando el cuerpo no recibe suficientes líquidos para mantenerlo funcionando de la mejor manera posible. El cuerpo también requiere líquidos para quemar las calorías de la grasa almacenada y obtener energía. Por todo ello, es importante beber agua frecuentemente, aunque no se tenga sensación de sed. Sería correcto fijar como objetivo diario beber 2 litros de agua. Una forma sencilla de saber si se está bebiendo suficiente líquido es observar la orina, que debe hacerse de 5 a 10 veces al día y debe ser de color claro. Por otro lado, los signos de deshidratación suelen ser sed, dolor de cabeza, heces duras o mareos al sentarse.

A la hora de ingerir líquidos deben evitarse – como hemos visto – las bebidas azucaradas y – como veremos más adelante – también el alcohol. En cuanto a los líquidos con cafeína, se ha demostrado que son tan buenos como cualquier otro para mantener la hidratación. No obstante, es recomendable evitar la cafeína durante al menos los primeros 30 días después de la operación bariátrica, mientras el estómago esté extra sensible. Después de ese periodo, puede consultarse al cirujano o dietista sobre la posibilidad de reanudar la cafeína. No obstante, hay que tener en cuenta que la cafeína a menudo viene acompañada de bebidas azucaradas y altas en calorías que debemos evitar por lo que, grosso modo, podremos re incorporar el café a nuestra dieta, pero no así los refrescos con cafeína.

Vitaminas

Lo más común después de una cirugía para bajar peso es tener que tomar una serie de complementos vitamínicos y minerales como son:

  • Multivitamínico
  • Vitamina D
  • Calcio
  • Hierro
  • Vitamina B12

A veces, se agregan al régimen vitaminas adicionales solubles en grasa (A, D, E y K) dependiendo del grado de mala absorción de vitaminas de la operación.

Una vez estipulados y pautados, los suplementos de vitaminas y minerales serán un requisito de por vida.

Medicamentos después de la cirugía bariátrica

Muchos pacientes con obesidad tienen problemas de salud graves asociados como pueden ser diabetes, presión arterial alta, colesterol elevado y enfermedades coronarias. Los pacientes que se someten a la cirugía bariátrica y pierden peso con éxito ven cómo mejoran estas condiciones de salud, y, siempre con la supervisión de su médico, es posible que puedan dejar de tomar algunos medicamentos. Por ejemplo, los pacientes diabéticos suelen necesitar menos insulina u otros medicamentos para la diabetes después de la cirugía porque el control de la glucosa puede mejorar rápidamente. Los pacientes que toman medicamentos para la presión arterial alta y el colesterol pueden ver reducidas sus dosis si estos estados de enfermedad mejoran.

Someterse a una intervención quirúrgica para reducir el peso no implica que el paciente vaya a tener que tomar medicación específica. Algunos pacientes pueden requerir antiácidos, ya sea de forma temporal o indefinida. En algunos casos, y siempre bajo el criterio de nuestro cirujano, puede recetarse de manera temporal un medicamento para la prevención de cálculos biliares en pacientes que todavía cuentan con la vesícula biliar.

Tanto los medicamentos con receta médica como los de venta libre pueden absorberse de manera diferente después de la cirugía bariátrica, dependiendo del tipo de procedimiento. La gastrectomía en manga y la banda gástrica ajustable tienden a tener poco o ningún cambio en la absorción de los medicamentos. El bypass gástrico en Y de Roux en cambio, puede tener algún cambio más significativo en la forma en que se absorben los medicamentos. En el caso del bypass gástrico, debe, además, evitarse el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), que pueden causar úlceras o irritación estomacal en cualquier persona pero están especialmente vinculados a un tipo de úlcera llamada «úlcera marginal» después del bypass gástrico.

Actividad física tras una operación de pérdida de peso

La actividad física es muy importante para el control del peso a largo plazo. Diferentes pacientes pueden tener diferentes necesidades, aptitudes y habilidades por lo que deben establecerse planes de actividad física individualizados.

Como norma general, se debe comenzar a caminar tras la intervención, mientras se esté en el hospital y a menos que se indique lo contrario. A medida que el paciente se vaya recuperando podrá irse aumentando la intensidad y duración del ejercicio. Las recomendaciones actuales de actividad son 150 minutos de actividad moderada por semana.

la importancia del ejercicio físico después de la cirugía bariátrica
El ejercicio físico es muy importante después de la cirugía Bariátrica

Caminar a paso ligero, trotar, nadar, practicar zumba o usar máquinas de ejercicio… No hay una actividad física más recomendable que otra y hay que tener en cuenta que la capacidad de tolerar el ejercicio de forma segura difiere de una persona a otra. Lo ideal sería incluir en la rutina ejercicios aeróbicos, de resistencia y de flexibilidad para obtener los mejores resultados. Un especialista ayudará a que el ejercicio y la cantidad que se elijan sean tolerados con seguridad por el paciente. De igual manera, ejercicios como las pesas o cualquier otro tipo de esfuerzo abdominal deben esperar hasta que el médico dé el visto bueno.

Otros hábitos saludables importantes después de una reducción de estómago

La importancia del sueño

Un patrón de sueño saludable es otra de las claves del éxito en el control del peso. Aplicar los criterios de la llamada higiene del sueño (establecer una hora de dormir regular y reservar suficiente tiempo para dormir, entre otros) contribuirá a que descansemos mejor. El sueño inadecuado se ha identificado como un factor que contribuye al aumento de peso. Existen técnicas que pueden ayudar: evitar la cafeína y hacer ejercicio en las pocas horas previas a la cama y crear un ambiente tranquilo en la habitación que sea silencioso, no muy luminoso y cómodo.

Muchos pacientes tienen apnea del sueño antes de la cirugía bariátrica. Si bien la apnea del sueño puede mejorar con la pérdida de peso, es importante continuar el tratamiento y consultar siempre con el médico antes de hacer cualquier modificación.

Gestión del estrés

El control del estrés es otro pilar del éxito postoperatorio. Los cambios, aunque sean positivos como en el caso de la reducción de peso, pueden conllevar grandes cantidades de estrés que hemos de saber gestionar para que no supongan una carga para nosotros.

El estrés puede sofocar cualquier éxito si no es reconocido y manejado adecuadamente. Incluso antes de la cirugía, es importante cultivar hábitos y relaciones que alivien el estrés.Una vez más, lo más recomendable es ponerse en manos de un equipo multidisciplinar que controle la evolución individualizada de cada paciente desde el primer contacto y en todo momento.

Evitar el Alcohol

Como norma general, no se recomienda el consumo de alcohol después de la cirugía bariátrica. La absorción de alcohol cambia tras una operación de bypass gástrico o manga gástrica porque una enzima del estómago que normalmente empieza a digerir el alcohol está ausente o muy reducida.

En estas circunstancias, el alcohol puede ser absorbido más rápidamente por el cuerpo y el alcohol absorbido será más potente por lo que el paciente alcanzará un nivel de alcohol más alto y lo mantendrá durante un período más tiempo.

El seguimiento médico, la clave del éxito después de una cirugía bariátrica

Muchos estudios muestran que todos tenemos más probabilidades de adquirir mejores hábitos cuando sabemos que vamos a tener que rendir cuentas regularmente. Por esta razón, el programa de tratamiento integral de la obesidad de UCOM planifica una serie de visitas de seguimiento a largo plazo. Estas visitas de seguimiento serán siempre con el profesional más indicado en cada momento (el cirujano, el dietista, el psicólogo, la enfermera,un especialista en ejercicios, etc)

En la Unidad de Cirugía contra la Obesidad y Metabólica proporcionamos este cuidado a largo plazo, conscientes de que cada paciente es único y requiere de una respuesta individualizada y específica. De esta manera, cualquier problema o preocupación que se desarrolle con el tiempo puede ser atendido por un equipo experimentado.

 

Explícanos tu caso y resuelve tus problemas de peso

Ponte en contacto con UCOM para que podamos estudiar tu caso y ofrecerte una solución definitiva y a medida

Pedir cita con el Dr. Pujol

Déjanos tus datos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible para agendar una cita con el Dr. Pujol.